Dios los cria…¡y ellos se juntan!

Hace unos días he recibido el siguiente correo:

Buenos días:

Llevo 3 jornadas indagando por Internet y cuál es mi sorpresa cuando veo en su web un pequeño resquicio de mi problema. Mi pareja está formada por dos perfeccionistas, una situación muy difícil y que requiere de paciencia por parte de los dos. Muchos pequeños detalles se convierten en competición, muchos pensamientos negativos jamás se expresan y hay continuos enfados por falta de acuerdo (traducido como apoyo por parte de cualquiera de los dos). Yo me declaro perfeccionista empedernida (bajo tratamiento…) pero me enfrento cada día a una persona que tiene los mismos fallos que yo y las mismas actitudes. Hoy día, con la competitividad que hay en el mundo laboral creo que mucha gente se está viendo afectada por esta patología, y como bien sabemos “Dios los cría y ellos se juntan”. Si algún día publica algo al respecto no dude que lo enmarcaré y haré de ello mis 10 mandamientos.

A lo que he respondido:

Estimada “Perfeccionista”:

Recibo vuestro correo y me ha sonreído.

¿En que ciudad vivís? ¿Conocéis el libro?  Dadme ideas y sacaremos lo de Perfeccionista x Perfecionista = (Perfeccionista)2.

Saludos